martes, 17 de septiembre de 2013

Crisis en la granja

    Estaba comiendo solo en la noche en mi casa cuando de repente mi papá llegó con unos objetos raros.
-¿Para que son esos objetos?- pregunté
-Son nuevas herramientas para cosechar. Para conseguirlas, tuvimos que vender las otras herramientas- dijo papá.
-Pero esas herramientas son raras, ¿estas seguro de que son para cosechar?
-Sí, pero son raras porque es un nuevo descubrimiento. Mañaña lo probamos.
    Me preguntaba cómo se usaban, porque eran raras. No era como las viejas, eran muy... ¿cómo decir?... complicadas.
    Al día siguiente , con mi papá, fuimos a la granja, donde los cultivos pintaban las tierras de tonos verdes y amarillas, las vacas mugían y los caballos relinchaban y los arboles eran altos y verdes. Estábamos con las nuevas herramientas y dos bueys. Mi papá les colocó el objeto en sus cuellos, y funcionaba, pero los animales caminaban muy lentos y se veían agitados,parecía que no podían respirar. Mis papá se lo acomodó, pero seguían asfixiandose y no sabíamos cómo acomodarlos. No podíamos ir de vuelta al comerciante porque estábamos muy lejos ; además, los caballos estaban cansados. Entonces, papá dijo que iríamos a la noche, pero resulta que se nos rompió la carreta, y no teníamos suficiente oro para arreglarlo. Si no usábamos las herramientas , los cultivos se echaían a perder y no podríamos vender los cultivos.
Pasaron días y todavía no sabíamos cómo usar  las herramientas. Los cultivos se estaban muriendo y, sin cultivo, se morían los animales. Me estaba muriendo de hambre, por eso, fui al rancho, que estaba al lado del nuestro. Vi que estaba el dueño, con una carreta y dos bueys, con el objeto puesto! Entonces, fui a preguntar cómo se usaban, y me explicó con mucha precisión. Corrí hacia donde estaba mi papá y le enseñé cómo se usaban, los probamos ¡Y funcionaba! Pudimos cultivar con las nuevas herramientas!
   Desde ese día, el campo sigue lleno de colores y vida otra vez. Con la carreta del dueño del rancho, pudimos vender los cultivos y pudimos salir de la crisis
FIN

2 comentarios:

  1. Bien, Sofía, mucho mejor, pero todavía faltan algunos acentos. Además, recordar que después del guión va minúscula. Por ejemplo:
    "-¿Para que son esos objetos?-Pregunté": debería decir: "-¿Para qué son esos objetos?- pregunté" (observar, además, que después del guión va un espacio)
    Corregir para colocar una nota definitiva

    ResponderEliminar
  2. pero lo de "-¿Para qué son esos objetos?- pregunté" eso me corregistes como si estubiese bien

    ResponderEliminar